Remedios caseros para hipo

Remedio 1) En primer lugar Comprimir el epigastrio, es decir, la región superior y media del abdomen.
Para ello, es necesario tumbarse en el suelo con las rodillas dobladas sobre el vientre.


Remedio 2) En primer lugar Inhalar con fuerza para llenar completamente los pulmones de aire y luego mantener cortada la respiración durante dos segundos.


Remedio 3) En primer lugar Masticar una almendra de forma lenta y concentrarse en ello.


Remedio 4) En primer lugar Mojar los dedos índice y pulgar con un poco de saliva y tirar del lóbulo de la oreja derecha (si es zurdo de la izquierda)


Remedio 5) En primer lugar Oler un paño empapado en alcohol blanco.


Remedio 6) En primer lugar Preparar una infusión con una pizca de menta y otra de melisa.
Endulzar con miel y tomar.


Remedio 7) En primer lugar Respirar el aire de una bolsa de papel Este remedio es uno de los más simples que se emplean corrientemente para atajar accesos de hipo. A veces da resultados positivos, ya que al practicar este método se respira un aire que, progresivamente, aumenta su contenido de dióxido de carbono (C02) y la presencia de éste en la sangre inhibe el hipo.


Remedio 8) En primer lugar Tomar tres sorbos de agua.
En el primero sorbo decir en voz alta


Remedio 9) Lo primero que hay que hacer es Agarrar la lengua con el pulgar y el índice mediante un pañuelo y tirar ligeramente hacia fuera.


Remedio 10) Lo primero que hay que hacer es Colocar un terrón de azúcar en una cuchara y luego vertimos, gota a gota, vinagre sobre el terrón hasta que lo absorba bien y luego masticarlo de forma lenta.


VER LOS DIEZ REMEDIOS SIGUIENTES

Aviso Legal y Política de Privacidad |