Remedios caseros para dolores menstruales y de la regla

Remedio 1) En primer lugar Diluir quince a dos gotas de salvia romana en 50 mililitros de aceite de oliva y luego realizar, con esta preparación, masajes en la espalda por la zona sacra.


Remedio 2) En primer lugar El dong quai es una planta utilizada durante siglos en la medicina tradicional china para aliviar y combatir trastornos ginecológicos, como los dolores menstruales, ya que contiene Fito estrógenos naturales que actúan como reguladores hormonales femeninos disponible en nuestra tienda.


Remedio 3) En primer lugar Poner una manta eléctrica o una bolsa de agua caliente o toallas calientes sobre el vientre específicamente sobre el área donde están ubicados los ovarios.


Remedio 4) En primer lugar Tomar diariamente, una semana antes, zumo de zanahoria.


Remedio 5) Hervimos un puñado de garbanzos en medio litro de agua durante siete minutos.
Tomar una taza de agua de estos garbanzos cada media hora hasta que no sienta los dolores o cólicos menstruales.


Remedio 6) Hervimos, durante cinco minutos, dos cucharadas de yerbabuena dentro de una taza de agua.
Retirar del fuego y tomar caliente una taza cada tres horas.


Remedio 7) Llenar, con sal marina, un saquito de tela de algodón y calentar en un horno. Acostarse adoptando una posición fetal (de costado y con las rodillas flexionadas hacia arriba) y aplicamos el saquito en el área de los ovarios, cubrir con varias toallas y dejar puesto hasta que se enfríe.


Remedio 8) Lo primero que hay que hacer es Colocar una compresa de salvado en el área del bajo vientre.
Para ello se consigue una bolsita de un tejido natural y se llena con salvado y se pone en una cazuela no dentro del agua sino para que reciba el vapor durante diez minutos.


Remedio 9) Para empezar vertimos dos rama pequeñas de canela dentro de una taza de agua y llevarla a ebullición. Retirarlo del fuego cuando rompa a hervimos y dejarlo reposar cinco minutos. Endulzar al gusto.
Beber de inmediato caliente (no tomar bebidas frías después)


Remedio 10) Vertimos una cuchara pequeña de artemisa, una de caléndula y una de cola de caballo dentro de una taza de agua hirviente.
Tapar y dejar reposar por unos minutos.
Beber, aún caliente, una taza cada cinco horas.


Aviso Legal y Política de Privacidad |