Remedios caseros para conjuntivitis

Remedio 1) Aplicamos un emplasto tibio de manzanas cocidas, papas crudas o pepinos rallados envuelto en tela.


Remedio 2) En primer lugar Colocar los pétalos de una flor de amapola en un recipiente de agua.
Dejar reposar al sereno una noche. Bañar al día siguiente los ojos con esa preparación.


Remedio 3) En primer lugar Echar una cuchara pequeña de aciano y otra de eufrasia en un vaso de agua hirviendo, al que se agregará una pizca de sal. A continuación, vertimos el contenido en un cazo y poner en el fuego durante aproximadamente un par de minutos. Posteriormente dejar enfriar y colar con una gasa. Con esta preparación se puede practicar lavados oculares dos o tres veces al día.


Remedio 4) En primer lugar hervimos 50 gramos de eufrasia seca por litro de agua durante cinco minutos. aplicamos mediante lavados donde el líquido deba ir desde la sien hasta la nariz, dejando que se introduzca en el ojo durante el recorrido.


Remedio 5) En primer lugar hervimos diez gramos de corteza de encina troceada en medio litro de agua por diez minutos, dejar enfriar. aplicamos compresas, mediante una gasa, sobre los ojos por espacio de quince minutos.
Repetir este remedio varias veces al día.


Remedio 6) En primer lugar hervimos una taza de agua y, al llegar a punto de ebullición, retirar del fuego y añadimos una cuchara pequeña de eufrasia y otra de caléndula. Tapar el cazo y dejar reposar por unos minutos. Colar, empapar una gaza con esta preparación y limpiar con él los ojos


Remedio 7) En primer lugar Preparar una infusión con dos gramos de flores de saúco por cada medio litro de agua.
aplicamos, mediante unas bolas de algodón, varias veces a lo largo del día.


Remedio 8) En primer lugar Triturar quince gramos de semillas de hinojo y vertimos en medio litro de agua hirviendo.
Dejar reposar por diez minutos y aplicamos mediante compresas de gasa sobre los ojos durante quince minutos varias veces al día.


Remedio 9) En primer lugar vertimos dos cucharadas de flores secas de meliloto blanco dentro de una taza de agua hirviendo. Dejar durante treinta minutos, colar y lavar los ojos.


Remedio 10) En primer lugar vertimos una cucharada de cola de caballo dentro de una taza de agua hirviendo.
Tapar y dejar refrescar.
Remojar una bolita de algodón con esta infusión y aplicamos sobre los párpados cerrados varias veces al día.
Este remedio tiene efectos des inflamatorios


Remedio 11) Ingerir una porción de yogur de leche de cabra y aplicarse también un emplasto del yogur todos los días,


Remedio 12) Lo primero que hay que hacer es Alternar compresas de agua fría con tibias dejando cada una por cinco minutos sobre los ojos.
Las frías encogen los vasos sanguíneos agrandados aliviando así los ojos enrojecidos y la inflamación que acarrea la conjuntivitis.
Mientras que las compresas tibias alivian la irritación.


Remedio 13) Lo primero que hay que hacer es Colocar zanahoria rayada en la nevera y cuando están frías colocarlas sobre los párpados cerrados.


Remedio 14) Para empezar Extraer una cucharadita del gel que contiene una penca u hoja de aloe vera (sábila) y mezclamos con una cucharada de agua de rosas. Remojar una gaza con esta preparación y pasar suavemente sobre los ojos cerrados. .


Remedio 15) Para empezar mezclamos un puñado de manzanilla con flor de saúco, rosa de Alejandría, ruda y aciano. Poner dos cucharadas rasas de la mezcla en un cuarto de litro de agua y dejar hervimos durante dos minutos. Dejar reposar cinco minutos y colar. aplicamos dos algodones empapados y templados sobre los ojos y presionar ligeramente con los dedos. Repetir cinco veces al día.


Remedio 16) Para empezar Sumergir el rostro (y hacer pestañear los ojos) dos veces al día en una palangana con agua a la que se ha echado una cucharada de sal.


Remedio 17) Para empezar vertimos una cucharada de botón de oro en media taza de agua hirviendo.
Filtrar finamente y dejar refrescar.
aplicamos, mediante un paño humedecido, sobre los párpados y dejar puesto por diez minutos.
Realizar este remedio varias veces al día


Remedio 18) Para empezar vertimos una cucharada de hojas de frambuesa roja en media taza de agua hirviendo.
Filtrar y dejar refrescar.
Realizar lavados con esta infusión para los ojos varias veces al día.


Remedio 19) Para empezar vertimos una cucharada de semillas de membrillo en media taza de agua hirviendo.
Tapar y dejar que se enfríe.
Colocar una o dos gotas de esta preparación sobre los ojos dos veces al día durante una semana.


Aviso Legal y Política de Privacidad |