Remedios caseros para conjuntivitis

Remedio 1) Aplicamos un emplasto tibio de manzanas cocidas, papas crudas o pepinos rallados envuelto en tela.


Remedio 2) En primer lugar Colocar los pétalos de una flor de amapola en un recipiente de agua.
Dejar reposar al sereno una noche. Bañar al día siguiente los ojos con esa preparación.


Remedio 3) En primer lugar Echar una cuchara pequeña de aciano y otra de eufrasia en un vaso de agua hirviendo, al que se agregará una pizca de sal. A continuación, vertimos el contenido en un cazo y poner en el fuego durante aproximadamente un par de minutos. Posteriormente dejar enfriar y colar con una gasa. Con esta preparación se puede practicar lavados oculares dos o tres veces al día.


Remedio 4) En primer lugar hervimos 50 gramos de eufrasia seca por litro de agua durante cinco minutos. aplicamos mediante lavados donde el líquido deba ir desde la sien hasta la nariz, dejando que se introduzca en el ojo durante el recorrido.


Remedio 5) En primer lugar hervimos diez gramos de corteza de encina troceada en medio litro de agua por diez minutos, dejar enfriar. aplicamos compresas, mediante una gasa, sobre los ojos por espacio de quince minutos.
Repetir este remedio varias veces al día.


Remedio 6) En primer lugar hervimos una taza de agua y, al llegar a punto de ebullición, retirar del fuego y añadimos una cuchara pequeña de eufrasia y otra de caléndula. Tapar el cazo y dejar reposar por unos minutos. Colar, empapar una gaza con esta preparación y limpiar con él los ojos


Remedio 7) En primer lugar Preparar una infusión con dos gramos de flores de saúco por cada medio litro de agua.
aplicamos, mediante unas bolas de algodón, varias veces a lo largo del día.


Remedio 8) En primer lugar Triturar quince gramos de semillas de hinojo y vertimos en medio litro de agua hirviendo.
Dejar reposar por diez minutos y aplicamos mediante compresas de gasa sobre los ojos durante quince minutos varias veces al día.


Remedio 9) En primer lugar vertimos dos cucharadas de flores secas de meliloto blanco dentro de una taza de agua hirviendo. Dejar durante treinta minutos, colar y lavar los ojos.


Remedio 10) En primer lugar vertimos una cucharada de cola de caballo dentro de una taza de agua hirviendo.
Tapar y dejar refrescar.
Remojar una bolita de algodón con esta infusión y aplicamos sobre los párpados cerrados varias veces al día.
Este remedio tiene efectos des inflamatorios


VER LOS DIEZ REMEDIOS SIGUIENTES

Aviso Legal y Política de Privacidad |