Remedios caseros para cálculos renales

Remedio 1) En primer lugar hervimos dos cucharadas de hojas de perejil trituradas dentro de una taza de agua por cinco minutos.
Tapar, refrescar y colar. Tomar una taza de esta infusión a diariamente.


Remedio 2) En primer lugar hervimos, durante cinco minutos, una cucharada la grama y otra de semillas de lino dentro de una taza de agua.
Pasado el tiempo, retirar del fuego y dejar refrescar.
Tomar dos tazas al día.


Remedio 3) En primer lugar hervimos, durante diez minutos, la barba de siete mazorcas de maíz en medio litro de agua. Colar y beber a diariamente.


Remedio 4) En primer lugar Las algas fucus son muy efectivas para disolver los cálculos renales. Para ello, se deben tomar diariamente, ya sea como alimento o en forma de pastillas.


Remedio 5) En primer lugar mezclamos diente de león y malvavisco, a partes iguales. Extraer una cucharada de esta mezcla y vertimos dentro de una taza de agua hirviendo.
Colar y tomar una o dos tazas al día


Remedio 6) En primer lugar Un método utilizado por los indios de Nuevo México para disolver las piedras de los riñones consiste en tomar, ante los primeros síntomas, un vaso de recién exprimido de zumo de limón en el que se habrá introducido un huevo de pava (sin cascara).


Remedio 7) En primer lugar Un remedio gitano para los cálculos renales consiste en mezclamos medio litro de leche muy caliente con igual cantidad de vino. Se le quita la nata que se forme y añade un buen puñado de flores de manzanilla. Luego se poner al fuego hasta que se disuelva bien.
Se tomar una taza al día, sobre todo, cuando se sientan los cólicos


Remedio 8) En primer lugar vertimos tres cucharadas de cola de caballo, tres de llantén y otras de manzanilla en un litro de agua hirviendo. Beber, por lo menos, tres tazas al día hasta que sean expulsados las piedras..


Remedio 9) Existen algunos remedios homeopáticos que ayudan en caso de cálculos renales como los siguientes


Remedio 10) Hervimos, durante diez minutos, dos gramos de bolsa de pastor, agracejo y cola de caballo en una litro de agua.
Pasado ese tiempo, tapar y dejar refrescar.
Colar y beber dos tazas al día


VER LOS DIEZ REMEDIOS SIGUIENTES

Aviso Legal y Política de Privacidad |