Remedios caseros para cálculos biliares

Remedio 1) En primer lugar hervimos treinta gramos de boldo en una litro de agua. Tomar en forma de té o decocción esta cantidad diariamente en tres dosis durante quince días seguidos.


Remedio 2) En primer lugar Reducir a polvo los siguientes ingredientes


Remedio 3) En primer lugar Tomar un vaso diariamente de partes iguales de jugo de remolacha y lechuga reduce el tamaño de los cálculos más grandes y diluyen los diminutos cristales antes de que se conviertan en cálculos biliares.


Remedio 4) En primer lugar Tomar una cucharada de jugo de perejil al levantarse cada mañana y luego repetir varias veces más durante el día. Si el fuerte sabor del perejil resulta desagradable se puede mezclamos con jugo de zanahoria.


Remedio 5) En primer lugar vertimos dos cucharadas de borraja dentro de una taza de agua hirviendo.
Tapar, filtrar y tomar, aún tibio.
Este remedio ayuda a limpiar el hígado y la vesícula.


Remedio 6) Lo primero que hay que hacer es Consumir dos cucharadas de gránulos de lecitina en días alternos (un día sí y otro no), ya que parece que evita la formación de cálculos, luego que éstos son expulsados.


Remedio 7) Lo primero que hay que hacer es Consumir, durante cuatro días cinco veces al día, media taza de vinagre de sidra de manzana mezclado con dos cucharadas de aceite de oliva virgen puro con el fin de expulsar el cálculo.


Remedio 8) Lo primero que hay que hacer es Dormir sobre el lado derecho acelera su expulsión (según creencias en ciertas regiones de Latinoamérica.)


Remedio 9) Lo primero que hay que hacer es hervimos treinta gramos de flores y hojas de uña de gato (planta) en un litro de agua por diez minutos. Pasado ese tiempo, retirar del fuego, colar y dejar refrescar. Tomar tres tazas al día.


Remedio 10) Lo primero que hay que hacer es hervimos durante diez minutos varias hojas de achicoria en una litro de agua.
Tapar y dejar refrescar.
Tomar a lo largo del día.


VER LOS DIEZ REMEDIOS SIGUIENTES

Aviso Legal y Política de Privacidad |