Remedios caseros para artrosis

Remedio 1) En primer lugar hervimos un puñado de fresno dentro de una taza de agua durante tres minutos. Retirar del fuego y dejar refrescar.
Este remedio resulta ideal para aliviar la artrosis debido a que tiene una acción antiinflamatoria.
Sin embargo, no debe ser tomado por personas que sufren de hipertensión o con problemas en el corazón.


Remedio 2) En primer lugar hervimos una taza de agua en un cazo. Retirar del fuego y colocar una taza de arcilla en polvo en un recipiente, vertimos el agua poco a poco y remover hasta obtener una pasta espesa. aplicar la arcilla directamente sobre la zona dolorida y dejar actuar hasta que se haya enfriado por completo.
Este remedio es muy eficaz para aliviar el dolor producido por la artrosis.


Remedio 3) En primer lugar Llevar una patata pequeña en el bolsillo o tomar el caldo producido después de haber hervido las patatas.


Remedio 4) En primer lugar mezclamos, a partes iguales, aceite alcanforado y aceite de ruda y calentar ligeramente.
Luego, aplicamos sobre la zona afectada mediante masajes circulares.


Remedio 5) En primer lugar Poner sobre el área dolorida una hoja de col previamente calentada con una plancha. aplicamos este remedio al sentir dolor intenso.


Remedio 6) En primer lugar Tomar un huevo de gallina limpio con cáscara e introducirlo en un vaso con zumo de limón.


Remedio 7) En primer lugar Tomar una infusión de cola de caballo.
Para ello tomar un manojo de la planta llamada cola de caballo y colocarla en un recipiente que contenga una taza de agua que se encuentre caliente (preferiblemente hirviendo).
Tomar a diariamente una taza.


Remedio 8) En primer lugar vertimos dos cuchara pequeñas de harpagofito y dos de ulmaría en medio litro de agua hirviendo.
Tapar y dejar en maceración por treinta minutos y luego en reposo por diez minutos.
Tomar esta infusión a lo largo del día.
Este remedio contiene harpagofito, el cual se considera uno de las mejores plantas contra el dolor articular debido a unos principios activos, llamados harpagoides, con propiedades antiálgicas y antiinflamatorias


Remedio 9) En primer lugar vertimos un puñado de flores de lavanda en un litro de agua hirviendo.
mezclamos bien, tapar el recipiente y dejar reposar por dos días.
Pasado ese tiempo, filtrar esta preparación con una tela de gasa y presionar para extraer lo máximo de las flores. añadimos dos cucharadas de vodka y mezclamos nuevamente.
Colocar esta preparación en una botella de vidrio de cierre hermético y aplicamos mediante fricciones en el área donde se siente dolor.


Remedio 10) Lo primero que hay que hacer es Escaldar cinco hojas de berza en medio litro de agua hirviendo.
Luego agregar dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Humedecer un paño con esa preparación y dejar puesta sobre la zona adolorida durante dos minutos.


VER LOS DIEZ REMEDIOS SIGUIENTES

Aviso Legal y Política de Privacidad |