Remedios caseros para amigdalitis

Remedio 1) En primer lugar hervimos tres cucharadas de romero dentro de una taza de vino blanco y añadimos una cucharada de miel de abejas. Hacer gárgaras tres veces al día.


Remedio 2) En primer lugar hervimos una taza de agua y luego vertimos una cuchara pequeña de flores de manzanilla y una cuchara pequeña de salvia durante cinco minutos. Tapar y dejarla reposar durante quince minutos. Colar y hacer gárgaras con la infusión cada dos horas.


Remedio 3) En primer lugar mezclar los siguientes elementos una cucharada de miel, una cucharada de sidra (vinagre) de manzana y8 onzas de agua tibia.
Luego, tomar lentamente en sorbos sin que se enfríe.


Remedio 4) En primer lugar mezclamos una cucharada de bicarbonato en el jugo de un limón. Hacer gárgaras de tres a cinco veces al día.
Con esta preparación se limpia las placas de pus que pueden estar pegadas a las amígdalas.


Remedio 5) En primer lugar Preparar un jugo curativo con el jugo de tres zanahorias, media taza de agua y seis fresas picadas.
Para ello, se debe licuar los ingredientes por tres minutos y beberlo


Remedio 6) En primer lugar Tomar el antebrazo y ubicar el punto que se encuentra a dos dedos de la muñeca, siguiendo la línea del radio.
Realizar un masaje suave sobre esta área tres veces, en intervalos de quince días durante varios días hasta sentirse mejor de las anginas. (remedio de acu presión)


Remedio 7) En primer lugar vertimos una cuchara pequeña de flores de manzanilla, una cuchara pequeña de tusilago y una cuchara pequeña de tormentilla dentro de una taza de agua que esté hirviendo. Dejarla reposar durante quince minutos. Colar y hacer gárgaras con esta infusión cada 2 horas.


Remedio 8) Lo primero que hay que hacer es Agregar a un una vaso de jugo de naranja puro dos cucharadas de gel extraído del interior de las hojas de aloe vera o sábila.
Tomar un vaso de esta preparación en ayunas.


Remedio 9) Lo primero que hay que hacer es Comer un par de diente de ajos o varios pedazos de cebolla crudos al día.


Remedio 10) Lo primero que hay que hacer es Hacer gárgaras de zumo de limón recién exprimido con miel cinco veces al día.
Cada vez que haga las gárgaras, se recomienda lavarse los dientes para evitar el efecto corrosivo del limón.


VER LOS DIEZ REMEDIOS SIGUIENTES

Aviso Legal y Política de Privacidad |