Quistes de milium: cómo eliminar los puntitos blancos de los párpados

16/04/2019

María José, lectora de eldiario.es, nos manda el siguiente texto en un correo electrónico: "no soy socia pero sí lectora empedernida de eldiario.es y busco siempre con mucho interés los artículos de vuestra sección de ConsumoClaro porque me parecen rigurosos y muy interesantes. El caso es que desde hace unos años me salen pequeños quistes alrededor de los ojos, sobre todo en los párpados y lejos de disminuir cada vez me salen más. Empezaron a salir en un párpado y ahora también en el otro. ¿Podríais hacer un artículo explicando cuáles son las causas de que salgan estos quistes y qué se puede hacer para que no aparezcan o al menos qué tipo de crema utilizar para disminuir su aparición?"

Los quistes de milium son esos puntitos blancos que a partir de los treinta normalmente nos salen alrededor de la boca y el contorno de los ojos, aunque se pueden dar en todas las edades y de hecho son muy frecuentes en los recién nacidos. A diferencia del acné, que son quistes de grasa atascada en un folículo piloso obturado, los quistes de milium son bultitos de queratina -la proteína que constituye el pelo- sin color que quedan atrapados y forman unas perlitas de entre uno y tres milímetros bajo la primera capa de la piel.

Al ser la queratina más dura que el sebo del acné, no se pueden eliminar presionando el poro para que se desatasque, ya que así no conseguiremos nada y además podemos hacernos daño al apretar, generando cicatrices de estética desagradable o infecciones que pueden ser peligrosas si se dan en la zona de los ojos. Conviene pues no confundirlos con el acné, que se distingue cuando está maduro por ser un punto blanco amarillento con una aureola colorada alrededor. El quiste de milium, en cambio, no muestra síntomas de inflamación ni duele al roce.

Cómo eliminarlos

De todos modos, Constituyen un fenómeno benigno y normal desde el punto de vista sanitario, si bien pueden mermar de la calidad de vida psicológica de la persona que los padece, sobre todo cuando aparecen en zonas muy visibles -como es el caso de María José- y cuando son muchos. En los recién nacidos el quiste se reabsorbe y desaparece, pero no así en adolescentes y adultos, por lo que si se desea su extracción se deberá acudir a un dermatólogo a fin de evitar cicatrices o daños superiores si hay que removerlos de la zona de los párpados.

La forma de proceder es con una aguja esterilizada con la que se hará una pequeña punción justo en la piel encima del quiste, de modo que se pueda presionar con facilidad para extraerlo. De este modo no quedan cicatrices ni marcas. Si la acumulación de quistes es muy elevada y estos están en una zona sensible, de nuevo como en el caso de María José, se puede practicar su eliminación con técnicas láser, pero siempre con supervisión y a poder ser manipulación médica. En el artículo ¿Qué riesgos tiene la depilación láser? Te contábamos el peligro que tiene caer en manos de personas no profesionales.

¿Por qué se producen?

La aparición de los quistes de milium no tiene una explicación clara y única, y puede deberse a numerosas causas; se producen por daños en la piel que obturan el poro y no permiten que el pelo llegue a formarse, con lo que queda acumulada la queratina. Por ejemplo, se dan con frecuencia en tatuajes, o bien en las quemaduras solares una vez han curado.

También hay algunas enfermedades dermatológicas poco comunes que los tienen como síntomas. Adicionalmente se cita una mala higiene de piel como causa frecuente de obturación del poro, así como se achaca al tabaquismo pronunciado una mayor incidencia en su aparición. Pero se cree que aparecen principalmente por una predisposición genética heredada de padres a hijos. En este sentido, el quiste sería un fallo, si bien muy leve, en la expresión de algún gen. Se cree que cuando su aparición es recurrente y acumulativa se debe a este último factor.

¿Hay productos para prevenirlos?

Desgraciadamente no existe por el momento ningún producto farmacológico que prevenga su aparición, pero una buena higiene y cuidado de la piel puede ayudar a que los poros no se tapen con la queratina. A este respecto se recomienda el desmaquillado diario en caso de usar maquillaje- especialmente en el caso de los párpados-, así como el empleo de cremas exfoliantes para eliminar la dermis muerta y renovarla, que en ningún caso se deberán aplicar a las zonas cercanas a los ojos. La reducción de hábito de fumar y la protección frente al sol también ayudan. 

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines


MÁS INFORMACIÓN

bienestar

RELACCIONADO CON Quistes de milium: cómo eliminar los puntitos blancos de los párpados