Diagnóstico de sintomas online gratis - Qué es y como prevenir una episiotomía

Tu doctor online, selecciona los síntomas y nuestro sistema te dirá a que enfermedades se corresponden

Qué es y como prevenir una episiotomía

15/01/2017

Qué es y como prevenir una episiotomía.

Comprende el fin de una episiotomía durante el parto. Durante un parto vaginal, La cabeza del bebé debe pasar a través del canal de parto y la vagina para salir del cuerpo. Durante este proceso, La cabeza del bebé generalmente se presionará contra el perineo hasta estirar los tejidos en esta área lo suficiente como para que pueda pasar a través de ella. Tu doctor puede realizar una episiotomía en los siguientes casos:

si tu bebé es grande y necesita más espacio para salir de tu cuerpo

si los hombros de tu bebé se atascan durante el parto

si el parto es tan rápido que el perineo no tiene tiempo de estirarse antes de que el bebé esté listo para salir

si el ritmo cardiaco de tu bebé indica que está en peligro y debe nacer lo más rápido posible

si tu bebé está en una posición anormal

Aprende sobre los diferentes tipos de episiotomía. Hay dos tipos de incisiones que tu doctor puede realizar. Ambos tipos requieren el mismo cuidado después del parto y en casa. El tipo de incisión dependerá de tu anatomía, Cuánto espacio se necesita y la velocidad del parto.

Una incisión mediana o en la línea media se hace desde el extremo de la vagina hacia atrás en dirección al ano. Estas son las más fáciles de reparar para el cirujano después del nacimiento del bebé pero también tienen el mayor riesgo de extenderse o rasgarse hacia el ano durante el parto.

Una incisión mediolateral se realiza en un ángulo desde la parte trasera de la abertura vaginal y en dirección opuesta al ano. Esta ofrece la mejor protección contra desgarros en el ano pero es más dolorosa para la mujer después del parto. Este tipo de incisión también es más difícil de reparar para el cirujano después del nacimiento del bebé.

Habla con tu doctor sobre tus preocupaciones. Hazle saber a tu doctor que quieres dejar suficiente tiempo para que el perineo se estire por su cuenta durante el parto. Pídele sus recomendaciones sobre cómo reducir la necesidad de una episiotomía.

Asegúrate de que tus deseos figuren en el plan de parto que el personal del hospital seguirá. Desarrollarás este plan ya sea en el consultorio de tu doctor o durante el preingreso al hospital.

Durante el parto, Usa una compresa caliente contra el perineo para ayudar al tejido a estirarse más fácilmente.

Pregúntale a tu doctor si puedes pararte o ponerte de cuclillas para empujar. Esto coloca más presión contra el perineo, Ayudándolo a estirarse.

Empuja entre 5 y 7 segundos suavemente mientras respiras en las primeras etapas, Lo cual ralentiza el nacimiento del bebé y le da a la cabeza más tiempo para ejercer presión sobre el perineo y permitir que se estire.

Pídele a tu médico que ejerza una presión contraria suave sobre el perineo durante el parto de forma que no se desgarre.

Realiza ejercicios de Kegel para ayudar a reducir tu necesidad de una episiotomía. También puedes reducir el riesgo de necesitar una episiotomía realizando ejercicios de Kegel a lo largo de tu embarazo. Los ejercicios de Kegel fortalecen los músculos del suelo pélvico y preparan a tu cuerpo para alumbrar a tu bebé.

Separa de 5 a 10 minutos todos los días para realizar ejercicios de Kegel.

Date un masaje perineal. En las últimas 6 a 8 semanas antes del parto, Realiza un masaje perineal una vez al día. Esto ayudará a reducir el potencial de desgarros o la necesidad de una episiotomía durante el parto. Puedes realizar un masaje perineal sola o con tu pareja.

Recuéstate boca arriba con la cabeza contra algunas almohadas y las rodillas flexionadas.

Masajea una pequeña cantidad de aceite sobre la piel del perineo. Puedes usar un aceite con base en vegetales o aceite de coco para ayudar a suavizar el tejido y ayudar a estirarlo.

Coloca los dedos alrededor de 5 cm (2 pulgadas) dentro de la vagina y presiona hacia abajo en dirección al ano. Mueve el dedo en forma de U, Estirando la piel entre la vagina y el ano. Puedes sentir una sensación de hormigueo o ardor.

Sostén este estiramiento durante 30 a 60 segundos y luego suelta. Haz esto de dos a tres veces cada vez que realices un masaje perineal.




MÁS INFORMACIÓN

Diagnóstico de sintomas online gratis