Prospecto de Kofron 500 comprimidos

12/12/2018

Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar el medicamento.

En este prospecto se explica:

  1. Qué es KOFRON® 500 COMPRIMIDOS y para qué se utiliza
  2. Antes de tomar KOFRON® 500 COMPRIMIDOS
  3. Cómo tomar KOFRON® 500 COMPRIMIDOS
  4. Posibles efectos adversos
  5. Conservación de KOFRON® 500 COMPRIMIDOS

KOFRON® 500 COMPRIMIDOS
Claritromicina

KOFRON® 500 COMPRIMIDOS. 500 mg. Comprimidos filmtab®
El principio activo de KOFRON® 500 COMPRIMIDOS es claritromicina. Cada comprimido filmtab contiene 500 mg de claritromicina y como excipiente ácido sórbico (E200) 0,94 mg.
Otros excipientes son: croscarmelosa sódica, celulosa microcristalina, dióxido de silicio, polivinilpirrolidona, acido esteárico, estearato de magnesio, talco, hipromelosa, hidroxipropilcelulosa, propilenglicol, monooleato de sorbitán, dióxido de titanio, vainillina y laca alumínica de amarillo quinoleina (E104) c.s.

Titular: GUIDOTTI FARMA, S.L.U. Alfonso XII, 587 - 08918 Badalona (Barcelona) España
Responsable de la fabricación: Abbott S.p.A. -04010 Campoverde di Aprilia (Italia)

1. QUÉ ES KOFRON® 500 COMPRIMIDOS Y PARA QUÉ SE UTILIZA

KOFRON® 500 COMPRIMIDOS es un antibiótico del grupo de los macrólidos, activo frente a muchos gérmenes que causan infecciones del estómago o intestino, de las vías respiratorias o de la piel y las producidas por otros gérmenes menos comunes. Cada caja contiene 14 ó 21 comprimidos recubiertos, ovalados, de color amarillo para tomar por vía oral.

KOFRON® 500 COMPRIMIDOS se utiliza para el tratamiento de las infecciones causadas por gérmenes sensibles en:

  1. Ulcera gástrica y duodenal.
  2. Prevención y tratamiento de las infecciones producidas por micobacterias.
  3. Infecciones del aparato respiratorio superior, tales como faringitis, amigdalitis y sinusitis.
  4. Infecciones del tracto respiratorio inferior, tales como bronquitis aguda, reagudización de bronquitis crónica y neumonías bacterianas.
  5. Infecciones de la piel y tejidos blandos, tales como foliculitis, celulitis y erisipela.

2. ANTES DE TOMAR KOFRON® 500 COMPRIMIDOS

No tome KOFRON® 500 COMPRIMIDOS si,

Tenga un especial cuidado con KOFRON® 500 COMPRIMIDOS si,

Toma con los alimentos y bebidas
Los comprimidos de KOFRON® 500 COMPRIMIDOS pueden tomarse antes, durante o después de las comidas, ya que la presencia de alimentos en el tubo digestivo no modifica la actividad del medicamento.

Embarazo y lactancia

Conducción y uso de máquinas
No se conoce ningún efecto sobre la capacidad de conducir vehículos y utilizar maquinaria

Toma de otros medicamentos
Los medicamentos citados a continuación no deben tomarse junto con KOFRON® 500 COMPRIMIDOS: astemizol y terfenadina (para la alergia), cisaprida (para problemas gastrointestinales), disopiramida y quinidina (para trastornos del corazón) y pimozida (para trastornos psiquiátricos), ya que dichos medicamentos si se administran junto con claritromicina pueden aumentar el riesgo de problemas cardíacos graves.

Los medicamentos siguientes debe tomarlos con precaución durante el tratamiento con claritromicina y consultarlo antes con su médico ya que puede ser necesario una disminución de la dosis y un estrecho seguimiento:

Los medicamentos siguientes aumentan la cantidad de claritromicina absorbida de la dosis administrada, por lo que debe consultar a su médico antes de tomarlos:

3. CÓMO TOMAR KOFRON® 500 COMPRIMIDOS

KOFRON® 500 COMPRIMIDOS se administra por vía oral.
Su médico decidirá cuantos comprimidos de KOFRON® 500 COMPRIMIDOS debe tomar y cuándo debe tomarlos. No debe tomar más comprimidos que los especificados por su médico.
Siga fielmente las instrucciones que le haya dado su médico.

Adultos: en pacientes con úlcera péptica asociada a Helicobacter pylori los tratamientos recomendados son: Terapia triple: un comprimido de KOFRON 500 COMPRIMIDOS dos veces al día, con 1000 mg de amoxicilina dos veces al día y 20 mg de omeprazol una vez al día, durante 10 días, ó un comprimido de KOFRON 500 COMPRIMIDOS con 1000 mg de amoxicilina y 20 mg de omeprazol, administrados todos ellos dos veces al día, durante 7 días. Terapia doble: un comprimido de KOFRON 500 COMPRIMIDOS, tres veces al día, con 40 mg de omeprazol, una vez al día, durante 2 semanas. Para asegurar la cicatrización en pacientes con úlcera duodenal con mala respuesta terapéutica, se puede prolongar el tratamiento con 40 mg de omeprazol hasta 4 semanas.
La dosis media recomendada para la prevención y el tratamiento de las infecciones producidas por micobacterias es de un comprimido de KOFRON 500 COMPRIMIDOS, cada 12 horas. La duración del tratamiento debe ser establecida por el médico.
En el tratamiento de las infecciones del aparato respiratorio, de la piel y de los tejidos blandos, la duración del mismo debe establecerla el médico y depende de la gravedad y del tipo de infección.
Oscila entre 6 y 14 días. El paciente debe seguir rigurosamente las instrucciones del médico aunque desaparezcan las molestias. La dosis habitual recomendada para adultos puede ser un comprimido de KOFRON 250 COMPRIMIDOS ó KOFRON 500 COMPRIMIDOS, cada 12 horas, dependiendo del tipo y de la severidad de la infección.

Siga estas instrucciones a menos que su médico le haya dado otras indicaciones distintas.
Recuerde tomar su medicamento. Tome los comprimidos a la misma hora todos los días.
Su médico le indicará la duración de su tratamiento. No suspenda el tratamiento antes, ya que aunque usted ya se encuentre mejor, su enfermedad podría empeorar o volver a aparecer.
Si usted tiene la impresión de que el efecto de KOFRON® 500 COMPRIMIDOS es demasiado fuerte o demasiado débil, consulte a su médico o farmacéutico.

Si usted toma más KOFRON® 500 COMPRIMIDOS del que debiera
Si usted ha tomado más KOFRON® 500 COMPRIMIDOS de lo que debe, cabe esperar la aparición de trastornos digestivos y consulte inmediatamente a su médico o a su farmacéutico puesto que deberán tratar de eliminar rápidamente la claritromicina que todavía no ha absorbido su organismo. No sirve la hemodiálisis ni la diálisis peritoneal.
En caso de sobredosis o ingestión accidental, consultar al Servicio de Información Toxicológica, teléfono 91.562.04.20, indicando el medicamento y la cantidad ingerida.

Si olvidó tomar KOFRON® 500 COMPRIMIDOS
No tome una dosis doble para compensar la dosis que se le ha olvidado. Tome el comprimido tan pronto como sea posible y continúe tomándolo cada día a esa misma hora.

4. POSIBLES EFECTOS ADVERSOS

Como todos los medicamentos, KOFRON® 500 COMPRIMIDOS puede tener efectos adversos.

Los efectos adversos que pueden aparecer con mayor frecuencia están relacionados con el aparato digestivo, como náuseas, diarrea y vómitos. Otras reacciones adversas incluyen dolores de cabeza, alteración del gusto y erupciones leves de la piel.

Se han observado, con menor frecuencia, disminución de glóbulos blancos o plaquetas en la sangre, alteraciones del hígado (que generalmente son reversibles), alteraciones de las pruebas hepáticas, reacciones alérgicas que pueden ser desde picores hasta, en raras ocasiones, alergias graves, efectos adversos transitorios del sistema nervioso central ( vértigo, mareo, ansiedad, insomnio, pesadillas, confusión, alucinaciones y convulsiones, aunque no se ha establecido una relación causa efecto), pérdida de audición (normalmente reversible con la interrupción del tratamiento), alteración del olfato normalmente acompañado de alteración del gusto, zumbidos de oídos, inflamación de las encías, inflamación superficial de la lengua, coloración de la lengua, así como coloración de los dientes (esta coloración desaparece normalmente con una limpieza dental realizada por un profesional), pancreatitis, dolor abdominal y molestias gástricas o indigestión.

En raras ocasiones se ha descrito la aparición de bajos niveles de azúcar en la sangre, en algunos casos asociada a la utilización de medicamentos para la diabetes.

Excepcionalmente, se han observado casos de elevación de la creatinina en sangre o reacción alérgica generalizada.

Raramente se ha descrito la aparición de desorientación, psicosis o despersonalización (aunque no se ha establecido una relación causa efecto).

Raras veces se ha descrito la aparición de alteraciones del electrocardiograma o del ritmo cardiaco.

Es también rara la aparición de vértigo, infección de la boca por hongos o daño en el hígado (que en raras ocasiones puede resultar fatal y que va asociado normalmente a que el paciente tiene otra enfermedad importante y está recibiendo otra medicación).

Si observa éstas o cualquier otra reacción adversa no descrita en este prospecto, consulte con su médico o farmacéutico.

5. CONSERVACIÓN DE KOFRON® 500 COMPRIMIDOS

Mantenga KOFRON® 500 COMPRIMIDOS fuera del alcance y de la vista de los niños
Conservar en su envase original a temperatura ambiente.

Caducidad
No utilizar KOFRON® 500 COMPRIMIDOS después de la fecha de caducidad indicada en el envase.

OTRAS PRESENTACIONES
KOFRON® 250 Comprimidos. Envases con 12 comprimidos.
KOFRON® Sobres 250. Envases con 12 sobres.
KOFRON® Sobres 500. Envases con 14 y 21 sobres.
KOFRON® Suspensión 125. Frasco con 100 ml de suspensión
KOFRON® Suspensión 250. Frasco con 100 ml de suspensión
KOFRON® UNIDIA Comprimidos. Envases con 6, 14 y 20 comprimidos.

Este prospecto ha sido revisado en: Agosto 2004

prospectos

RELACCIONADO CON Prospecto de Kofron 500 comprimidos

Historia amp