Nueve recetas para aprender a cocinar comida india sin salir de casa

Nueve recetas para aprender a cocinar comida india sin salir de casa

15/05/2020

La comida india es alucinantemente deliciosa, ideal para los que se aburren de comer siempre lo mismo y gozan con las especias exóticas y los sabores intensos. Es una de las especialidades de la cocina del chef Branly Coy, así que os invitamos a viajar culinariamente con sus recetas pensadas para cuatro a seis personas, en tres menús que hemos intentado equilibrar, dado que los platos indo-pakistanís son contundentes.

Los entrantes imprescindibles

Samosas

Coloca en un bol una taza de harina de garbanzo, otra de espinacas lavadas y cortadas, una cebolla pequeña, medio chili verde picante, media cucharadita de cúrcuma, otra de pimienta de cayena, una pizca de sal y otra de ajo en polvo; un cuarto de cucharadita de jengibre fresco rallado, otro de polvo de hornear y otro de bicarbonato; una cucharadita de semillas de cilantro molidas, otra de comino molido y suficiente agua para formar una pasta. Harás bolitas, echarás aceite de girasol en una olla y las freirás.

Naan

Para elaborar este típico pan indio necesitas 100 centilítros (cl) de agua, 125 gramos (g) de yogur sin azúcar, 300 g de harina de trigo, una cucharadita de sal, otra de levadura seca y una cucharada de mantequilla clarificada o ghee (disponible en secciones de comida bio). Mezcla a mano todos los ingredientes en un bol grande y amasa sobre una tabla enharinada durante 20 minutos hasta que quede una masa elástica y firme.

Cubre con filme transparente un bol ligeramente aceitado, mete la masa y deja fermentar hasta que la masa duplique su volumen. Entonces la amasas en la superficie enharinada durante unos segundos para eliminar cualquier exceso de aire y divides en unas seis bolas. Extiéndelas con un rodillo hasta formar panes planos y redondeados. Pon uno por uno a la plancha bien caliente y, cuando aparezcan unas burbujitas, voltea por la otra cara.

Un menú equilibrado

Palak paneer

Lava 350 g de espinacas y hiérvelas durante un minuto en una olla. Escúrrelas bien y colócalas en un bol con agua fría durante tres minutos. En una batidora, echa la espinaca bien escurrida con dos dientes de ajo y un trozo de jengibre pelado hasta hacerlo puré. En una cacerola, coloca dos cucharadas de mantequilla clarificada o ghee, media cucharada de comino, una hoja de laurel, media cebolla picadita y sofríe hasta que esté todo dorado.

Suma un tomate en cubitos, una cucharadita de cúrcuma y otra de pimienta de cayena. Cuando tengas ese sofrito listo, lo mezclas bien con el puré de espinacas y con 50 ml de nata y una cucharada de garam masala. Esparces queso cottage por encima, cocinas 3 minutos más y lo untas con el naan.

Pollo Tikka massala

Cortas en tacos 700 g de pechuga de pollo y, en una batidora, procesas un cuarto de cebolla blanca, dos dientes de ajo, una cucharada de jengibre fresco rallado, dos cucharadas de jugo de limón, tres cucharaditas de semillas de cilantro, tres cucharaditas de comino en polvo y tres de garam masala.

Lo echas todo en un bol agregando 100 gramos de yogur y sal, mezclándolo todo bien con el pollo para dejarlo marinar durante una hora. Entonces lo tiras todo en una cacerola caliente, remueves mientras agregas 125 ml de leche de coco y, posteriormente, 200 g de tomate triturado. Lo dejas cocinar a fuego lento unos 30 minutos para que se unifiquen los sabores y se obtenga una salsa medianamente espesa. 

Menú contraste de legumbres con marisco

Dall (lentejas)

Has de dejar unos 300 g de lentejas rojas durante toda la noche en remojo. Las escurres bien y, en una cacerola, agregas dos cucharadas de aceite, dos dientes de ajo, un cebolla picada finita, una cucharadita de comino, otra de garam masala, media cucharadita de jengibre rallado, media de cúrcuma y media de cilantro molido.

Todo eso se saltea durante un minuto hasta que empiece a desprender olor, momento en que incorporas las lentejas y remezclas hasta que se cubran bien con el sofrito. Echas 600 ml de agua y, en cuanto rompan a hervir, reduces el fuego y, sin tapar, lo cocinas hasta que estén las lentejas blandas.

Gambas con curry picante

En una sartén, pica un diente de ajo y una cebolla y sofríe con dos cucharadas de mantequilla hasta que estén blanditos, agrega una cucharada generosa de curry en polvo, remezcla bien y echa dos cucharadas de harina.

La idea es que se forme una especie de bechamel, así que le has de añadir 200 ml de leche entera y 200 ml de leche de coco, una pizquita de pimienta, y a remover hasta que se quede homogénea y un poco espesa. Ahí se agrega un kilo de colas de gambas frescas sin dejar de mover durante dos minutos y medio, hasta que estén hechas.

El menú de los campeones

Cordero Korma

Pídele al carnicero que te deshuese, limpie y trocee la pierna del cordero de un kilo y medio aproximadamente. En una batidora, procesa, hasta que se convierta en una mezcla homogénea, una cebolla, dos cucharadas de jengibre fresco, tres dientes de ajo, una cucharada de semilla de cilantro, dos cucharadas de comino en polvo, seis semillas de cardamomo, media cucharadita de sal y media de pimienta de cayena. Con esto marinas los tacos de cordero y dejas reposar durante una hora.

En una olla, agrega una cucharada de aceite y media cebolla cortada en juliana para sofreír y remover hasta que esté blanda. Añade la carne y séllala a fuego alto. Cuando esté dorada, échale dos cucharadas de concentrado de tomate y 125 ml de leche de coco y deja cocinar a fuego lento hasta que se haya evaporado el líquido (una media hora).

Vierte un yogur griego en dos tandas de dos cucharadas mientras vas revolviendo. Tapa la cacerola y deja a fuego lento otra vez hasta que el cordero esté blando (otra media hora). Si observas que está seco, échale un poco de agua hasta que esté tierno. Recomendamos acompañarlo con el siguiente arroz. 

Arroz byriani

Lava 500 g de arroz basmati y escúrrelo bien. En una cacerola, agrega aceite, una o dos guindillas y cebolla picadita para sofreírla hasta que esté blanda. Incorpora dos dientes de ajo, dos cucharadas de cúrcuma y dos de jengibre, cuatro clavos de olor, seis semillas de cardamomo y media cucharadita de garam masala. Agrega el arroz, remueve hasta que esté todo cubierto y súmale el agua que indique el paquete. Tardará unos 18 minutos a fuego bajo. Cuando esté listo, retíralo, cúbrelo y dejar reposar 5 minutos.

El postre más típico

Kulfi de frutos secos

Este helado típico indio es supercremoso. Mezclas, en un tazón, 10 g de harina de maíz con 20 ml de leche y reservas. En una sartén, llevas a ebullición 200 ml de leche y 100 ml de leche condensada y agregas unas hebras de azafrán y 30 g de azúcar; cuando todo esto hierva, le unes la amalgama de harina con leche, dejando en ebullición durante cinco minutos más. Lo retiras y echas tres cucharadas de almendras y pistachos. Una vez esté frío, lo distribuyes en vasitos de helado y los dejas congelar. 

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Nueve recetas para aprender a cocinar comida india sin salir de casa

MÁS INFORMACIÓN

comer-sano

RELACCIONADO CON Nueve recetas para aprender a cocinar comida india sin salir de casa

Historia amp