Lumbago: diez estrategias para aminorar el dolor de espalda

02/05/2019

El dolor de espalda lumbrar, también llamado lumbalgia o ciática -porque afecta al nervio criático-, ha incrementado espectacularmente en los últimos años en nuestro país. Un estudio cifra dicho aumento en una afectación de casi el 80% de la población adulta, en distintos grados e intensidades, cuando hace poco más de una década su incidencia no superaba el 70% en algún momento u otro de su vida.

Una vida más sedentaria, trabajos que obligan a estar sentados y el sobrepeso serían algunas de las causas de las lesiones en los discos intervertebrales de la región lumbar, en concreto las más frecuentes afectarían a las vértebras L4, L5 y las sacras. También la práctica excesiva o sin cuidado de deportes como el runningo las artes marciales, etc., pueden favorecer este tipo de lesiones, así como el tabaquismo o el abuso del alcohol, hábitos ambos que inciden en la deshidratación de los discos.

En esencia una lesión lumbar supone que el disco intervertebral, que actúa de cojín amortiguador, pierda su elasticidad y turgencia y se rompa o se quede pinzado por las vertebras. En consecuencia se inflama la zona y trasmite la presión del pinzamiento al haz nervioso que pasa por la columna, provocando dolores reflejos que pueden llegar a paralizar temporalmente la pierna o la torsión de la espalda por su dolor; es lo que se denomina "parálisis dolorosa", y refleja un estado de máxima intensidad de la presión sobre el nervio. Por otro, si el disco acaba rompiéndose hablamos de una "hernia discal", pero si solo está pinzado lo definiremos como una "protusión" o más comúnmente "pinzamiento".

Tal como refleja el estudio antes citado, muchas personas sufren lumbalgias en mayor o menor grado -entre hernias y protusiones-, y pasan por periodos de dolor de más o menos intensidad. El remedio extremo es una intervención quirúrgica, tras la que hay ciertas garantías de recuperación, pero no siempre el dolor termina completamente. Por otro lado, en la mayoría de los casos la lesión no es tan grave como para "abrir", por mucho que el dolor indique lo contrario.

Es por ello que los expertos recomiendan una serie de estrategias que ayudan a sobrellevar el dolor y aliviarlo cuando más agudo es, procurando evitar la ingesta excesiva de fármacos relajantes musculares y antiinflamatorios. A continuación te exponemos diez de ellas.

Diez estrategias para aliviar el dolor lumbar

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines


bienestar