Diagnóstico de sintomas online gratis - Liposuccion: acaba con la grasa

Tu doctor online, selecciona los síntomas y nuestro sistema te dirá a que enfermedades se corresponden

Liposuccion: acaba con la grasa

25/04/2018



Perder peso y obtener una figura más estilizada sigue siendo, a día de hoy, una de las inquietudes más persistentes en la mente de las personas, especialmente en la de las mujeres. Y resulta extraño que, tras tanta innovación en este campo, todavía siga habiendo gente que no sabe por dónde empezar para acabar con esos kilos de más. Sin duda, el primer paso es una dieta equilibrada y ejercicio diario, pero en no pocas ocasiones, el exceso de grasa no desaparece totalmente si tan sólo nos limitamos a eso. Es por ello que hay que tener en cuenta otros procedimientos, como, por ejemplo, la liposuccion.


Liposuccion: ¿Qué es?

La liposuccion es un procedimiento quirúrgico que se lleva a cabo para acabar con la lipodistrofia, es decir, con aquellas acumulaciones de grasa que es imposible eliminar con otros métodos. Se trata de una cirugía estética que se practica desde 1970 y que ha evolucionado constantemente con el objetivo de ofrecer a los pacientes los mejores resultados.

Una de las grandes ventajas de la liposucción es que, al extraer la grasa, ésta puede ser reutilizada en otras zonas del cuerpo con el fin de obtener mejor forma y volumen, técnica que se conoce como lipoescultura. En cualquier caso, una liposuccion no implica, necesariamente, una lipoescultura, pero es conveniente discutir esta posibilidad con el cirujano, puesto que, por un precio ligeramente superior, podemos conseguir mejores resultados.


¿Cómo se lleva a cabo una liposucción?

El procedimiento es realmente sencillo. Al comenzar, el cirujano inyecta una solución salina mezclada con anestésicos para insensibilizar la zona y desprender la grasa de la piel, convirtiéndola en un líquido oleoso. Tras hacer eso, se realizan pequeñas incisiones en la piel y se insertan unas cánulas muy finas a través de ella, llegando a las zonas grasas. Estas cánulas están conectadas a una máquina de aspiración, mediante la cual se retira el exceso de grasa de las zonas a tratar.

Tras la liposuccion, que suele durar entre una y tres horas dependiendo de las zonas a tratar y de la técnica utilizada, el paciente debe utilizar una faja de compresión que permitirá a la piel reacomodarse a la nueva figura sin que parezca caída.

Como puede verse, la liposucción es una técnica muy sencilla y con pocos riesgos de complicación durante la intervención. Sus más de cuarenta años la convierten en una técnica fiable con la que se ha experimentado en muchas ocasiones, y que ha demostrado inmejorables resultados. 




masembarazo.com



Diagnóstico de sintomas online gratis