Diagnóstico de sintomas online gratis - La importancia de un buen sommier y un buen colchón

Tu doctor online, selecciona los síntomas y nuestro sistema te dirá a que enfermedades se corresponden

La importancia de un buen sommier y un buen colchón

25/04/2018




La elección de un buen sommier y un buen colchón es fundamental para obtener un buen descanso, lo cual favorecera a nuestro cuerpo tanto física como mentalmente.

Un mal descanso y dolencias en cervicales y espaldas pueden ser originadas por una mala elección en el mobiliario de descanso.

Algo indipensable para el ser humano es el descanso. Para lograr una perfecta recuperación tras un día de actividad laboral, física o de cualquier otros tipo, es fundamental dormir las horas necesarias, si bien, también es realmente importante la superficie sobre la que se descansa, algo a lo que muchas personas no dan mucha importancia.

Para evitar dolencias derivadas de las horas de sueño, principalmente en cervicales y espalda, se debe elegir tanto un colchón como un sommier adecuados para nuestras características. Sin olvidar tampoco la elección de una almohada que nos permita mantener nuestra cabeza en una posición similar a la que se encontraría si nos encontraramos de pie.

Afortunadamente, en el mercado contamos con diferentes tipos de colchones y sommieres que se adaptan a todo tipo de personas, por lo que debemos valorar cada uno de ellos antes de proceder a la compra. En temas de mobiliario de descanso no se debe escatimar en gastos y debemos buscar aquellos que nos vayan a proporcionar un buen descanso dentro de nuestras posibilidades económicas, es decir, aquel que nos ofrezca una gran relación calidad-precio.

A continuación os hablamos acerca de los tipos de sommieres y colchones que existen en el mercado para que podáis comenzar a valorar cual es el que mejor se ajusta a vuestras necesidades.


Tipos de Sommier

Un sommier puede ser de tres tipos:


  • Canapé: Opción recomendada para aquellas personas que no cuentan con demasiado espacio en su hogar, ya que puede abrirse y en su interior se pueden almacenar objetos. Puede ser de cajones o bien abatible.


  • Láminas: Formado por un conjunto de láminas de manera, se adapta tanto al peso como a las formas del cuerpo. Es recomendado para ser utilizado con un colchón de látex o de viscoelástica, aunque puede ser empleado con otros tipos de colchón.

  • Articulado: Este sommier se divide en varias zonas, teniendo la posibilidad de variar la inclinación de cada una de ellas. Son recomendados para personas que tengan problemas de circulación o respiración, o a los que simplemente les gusta leer en la cama o ver la TV.


  • Tipos de Colchones:


  • Viscoelásticos: Proporcionan una gran adaptabilidad al cuerpo (aún más sobre un sommier de láminas) y disminuyen los movimientos que puedan realizarse durante el descanso. Su firmeza es intermedia, siendo más duros que los de látex pero más blandos que los de muelles. Suelen tener un precio elevado.

  • De muelles: Son los colchones más habituales. En función del muelle que incorporen proporcionaran una mayor o menor firmeza. Son firmes y son recomendados para la mayoría de las personas. Su precio es adecuado, siendo de los más económicos independientemente de si son de gama alta o baja. Su inconveniente es que con el paso del tiempo tienen a deformarse en las zonas que se genera más peso antes que otros tipos de colchones.

  • De espuma: Son los más clásicos. En la actualidad se han solucionado gran parte de los problemas con los que eran asociados desde hace años. Ofrecen un buen descanso, son económicos y tienen una gran longevidad. No obstante, son menos firmes que los de muelles y con el paso del tiempo pierden firmeza.

  • De Gel: Este tipo de colchones son indicados para aquellas personas que sufren calor durante la noche. Cuentan con unas características muy interesantes como su gran ventilación, carencia de deformación, etc. Sin embargo, no son recomendados para personas con sobrepeso o para aquellas que no pasen calor durante la noche.

  • De Látex: Este tipo de colchón, que debe ser utilizado sobre un sommier multiláminas, proporcionar una gran comodidad (gracias a su elasticidad y adaptabilidad), cuentan con una firmeza media-baja y son más duraderos que otros tipos. Pueden ser sintéticos o naturales, siendo los primeros más económicos pero menos adaptables al cuerpo. Su coste es más elevado que otros tipos, su firmeza es baja (no recomendable para niños), tienen facilidad para deteriorarse y son sensibles al rasgado.

  • De viscolátex: Deben utilizarse con un sommier de láminas de madera, y entre sus ventajas se encuentran su gran adaptabilidad y suavidad; su buena relación calidad-precio y que son silenciosos, entre otras. Además, están recomendados para aquellas personas que padecen problemas de huesos.

  • Estos son algunas de las opciones existentes en el mercado, las más habituales, aunque existen otros tipos. Lo recomendable es consultar a un especialista y en el caso de padecer dolencias consultar al médico.




    masembarazo.com



    Diagnóstico de sintomas online gratis