La ciencia confirma que los suplementos de vitamina D apenas son eficaces

Tu doctor online, selecciona los síntomas y nuestro sistema te dirá a que enfermedades se corresponden

Síguenos en Facebook

La ciencia confirma que los suplementos de vitamina D apenas son eficaces

By

La Universidad Pompeu Fabra, a través de su proyecto Nutrimedia, gestionado por el Observatorio para la Comunicación Científica y dirigido por el doctor Gonzalo Casino, ha hecho pública una revisión realizada en conjunción con el Centro Cochrane Iberoamérica, el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Universidades y la Red de Nutrición Basada en la Evidencia, en la que se concluye que los suplementos de vitamina D no ayudan a prevenir roturas óseas en la población general.

La evaluación ha revisado 81 estudios en los que han participado en total más de 50.000 personas de distintos países y según su director, el doctor Alonso Coello, investigador del Centro Cochrane Iberoamericano, "el diseño y ejecución de los estudios revisados, así como la consistencia de las conclusiones, hace improbable que puedan publicarse en el futuro evaluaciones que indiquen lo contrario".

Solo para casos muy concretos

No obstante, la presente evaluación sí encuentra que la suplementación podría resultar útil en el caso de personas de edad que no se exponen al sol y padecen desnutrición, así como pacientes con raquitismo o oesteomalancia. En el resto de supuestos, incluidas las mujeres postmenopáusicas y otras personas con riesgo de padecer osteoporosis, los suplementos de vitamina D no tienen efecto alguno.

Además, la revisión destaca que dicha vitamina se adquiere fácilmente con la exposición al sol por cortos periodos en primavera y otoño, y algunos más prolongados en invierno. También se puede obtener parte de la vitamina D mediante la ingesta de pescado azul, yema de huevo, los quesos o algunas setas, por lo que en una alimentación adecuada, incluso en el caso de personas veganas, que no usen las fuentes animales de esta vitamina, su déficit no tendría por qué darse.

Los investigadores concluyen que dicha suplementación se debe más a una moda que a evidencias reales y recomiendan a la profesión médica y a las especialistas en nutrición que dejen de recomendarlos salvo en los casos excepcionales antes citados. En este sentido pone en duda que exista déficit poblacional de esta vitamina; en una nota de prensa, el director de Nutrimedia destaca que no hay consenso científico al respecto.

Para Casino, el concepto de necesidades medias de vitamina D es muy laxo: "mientras que el Instituto de medicina de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos apunta a que cerca del 97,5% de la población general satisface las necesidades de vitamina D, con valores por encima de los 20 ng/ml, una revisión de estudios publicada en el British Journal of Nutritionseñala que el 88% de la población mundial podría sufrir falta de vitamina D".

Tampoco previenen el cáncer

Estos resultados llegan tras el estudio VITAL publicado el pasado otoño por la Harvard Medical School, dependiente de la Universidad de Harvard, que concluía que ni estos suplementos vitamínicos ni tampoco los de omega 3 ejercen un efecto protector respecto al cáncer y las enfermedades cerebrovasculares. Los autores del estudio destacaban que durante los años que duró el estudio, un total de 793 pacientes de los 12.927 estudiados sufrieron cáncer mientras tomaban suplementos de vitamina D.

Por contra, entre los 12.944 pacientes que tomaban placebo creyendo que se suplementaban, 824 padecieron cáncer, lo cual apenas arroja diferencias estadísticas que permitan inferir eficacia del suplemento. No obstante, el estudio muestra sensibles mejoras en la evolución de los tumores entre la población afroamericana, aunque los datos no son concluyentes.

Respecto a los accidentes cerebrovasculares, un total de 396 pacientes estudiados los padecieron en el grupo que se suplementaba con vitamina D, mientras fueron 409 quienes los sufrieron entre las personas que tomaban placebo. "La vitamina D suplementaria tampoco redujo la aparición de infarto de miocardio, accidente cerebrovascular o muerte cardiovascular, considerada de forma individual, ni redujo el riesgo de muerte por cualquier causa", puede leerse en el estudio.

"Aunque nuestro estudio muestra que una dosis de vitamina D de 2000 UI por día es bien tolerada, con pocos efectos secundarios, los resultados no apoyan el inicio de la ingesta de altas dosis de vitamina D para la prevención del cáncer o la enfermedad cardiovascular en pacientes sanos, que ya cumplen con los requisitos de vitamina D para la salud ósea ", concluye finalmente, de modo que desaconseja también que se recomiende esta suplementación por defecto

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Además te recomendamos:


Tags:
bienestar |


MÁS INFORMACIÓN

Diagnóstico de sintomas online gratis