Diagnóstico de sintomas online gratis - Esguince de tobillo

Tu doctor online, selecciona los síntomas y nuestro sistema te dirá a que enfermedades se corresponden

Esguince de tobillo

10/04/2018


Un esguince de tobillo se refiere a la rotura de los ligamentos del tobillo. El esguince de tobillo más común se produce en la parte lateral o exterior del tobillo. Ésta es una lesión muy común que afecta a muchas personas que realizan una amplia variedad de actividades físicas. Puede ocurrir en el contexto de una fractura de tobillo (es decir, cuando los huesos del tobillo también se rompen). Más comúnmente, sin embargo, se produce en forma aislada.

Los pacientes se quejan de dolor después de haber torcido un tobillo. Esto por lo general se produce debido a una lesión por inversión, las cual se produce con frecuencia durante la práctica deportiva. Los pacientes se quejan de dolor en la parte exterior de su tobillo, con diversos grados de inflamación y sangrado debajo de la piel (es decir, hematomas o moretones). Dependiendo de la gravedad del esguince, una persona puede o no ser capaz de pararse y poner peso sobre sus pies.

Dentro de los factores de riesgo de un esguince de tobillo se destacan aquellas actividades, como baloncesto y salto, en el que un atleta puede caer al suelo sobre sus pies y doblarse el tobillo al hacerlo. Algunas personas están predispuestas a los esguinces de tobillo, debido a cierta forma estructural que tienen los pies. Aquellos que han tenido un esguince grave en el pasado, también tienen más fácil girar el tobillo y causar un nuevo esguince.

Los esguinces de tobillo pueden ser diagnosticados con bastante facilidad ya que son lesiones comunes. Algunos de las señales son la localización del dolor en la parte externa del y un hinchazón o moretón en esa zona. En estos pacientes los rayos X también pueden indicar que el hueso no se ha roto mientras que, en cambio, fueron los ligamentos del tobillo los que han sufrido el esguince.

La cirugía no es necesaria en la gran mayoría de los esguinces de tobillo. Incluso en los esguinces graves, estos ligamentos se curan sin necesidad de cirugía. En general, el tratamiento en las primeras 48 a 72 horas consiste en dejar el tobillo en reposo, la aplicación de hielo 20 minutos cada dos a tres horas, comprimir el tobillo con una envoltura, y la elevación, lo que significa que posicionar la pierna y el tobillo de manera que los dedos de los pies están por encima del nivel de la nariz del paciente.

La recuperación depende de la gravedad de la lesión. Para aquellas lesiones menores, las personas pueden regresar a sus actividades deportivas dentro de varios días. Para esguinces muy graves, puede tomar más tiempo y hasta varias semanas. Cabe señalar que los esguinces de tobillo altos toman mucho más tiempo para sanar.




Diagnóstico de sintomas online gratis