Estuvo a punto de morir por culpa de un piercing

19/02/2017 Nikki Belza, modelo de 33 años, estuvo a punto de morir después de colocarse un piercing en su pezón del seno izquierdo. Empezó a sentir una molestia en su pecho izquierdo, a sudar frío, a gritar del dolor y se desmayó, de inmediato fue llevada al hospital y posteriormente hospitalizada por una infección causada por la perforación.

Tras realizarle varios exámenes se detectó que tenia Estreptococo A, infección que más tarde desarrollaría “sepsis o “septicemia. Debido a la gravedad de la infección el tejido mamario se vió afectado y tuvieron que extirpar una parte de él y su implante de silicona.

Estuvo a punto de morir por culpa de un piercing

piercing

infeccion

modelo Estuvo a punto de morir por culpa de un piercing

MÁS INFORMACIÓN

RELACCIONADO CON Estuvo a punto de morir por culpa de un piercing

Historia amp