Diez recetas de pasta que le van a dar salsa a tu confinamiento

Diez recetas de pasta que le van a dar salsa a tu confinamiento

16/04/2020

Hace unos meses te adelantábamos todos los trucos y secretos para cocinar la pasta como la haría un italiano y ahora te lo ampliamos con diez recetas sencillas a la par que sabrosas con ingredientes que solemos tener en la nevera. Con la ayuda del chef Branly Coy, hemos ideado una serie de recetas con diferentes tipos de pastas (secas o frescas) para estimular la variedad de formas, tamaños y colores más allá de la creatividad de las combinaciones de ingredientes y salsas. Tú puedes amoldar estas propuestas a tu despensa y utilizar la pasta que tengas; al fin y al cabo, lo importante es el sabor y no aburrirse comiendo siempre lo mismo. 

1. Fideuá con langostinos y alioli negro

Necesitas un paquete de fideos finos o gruesos, preferiblemente de los especiales para la fideuá, de 500 gramos. Calientas un litro y medio de caldo de pescado y agregas el azafrán. En una paellera, sofríes con un chorrito aceite de oliva dos tomates troceados, una cebolla picada y un diente de ajo. Cuando esté reducido, mezclas bien un kilo de langostinos sin pelar, sal y un toque de pimienta, y lo cubres todo con el caldo de pescado durante ocho minutos para que adquiera todo el sabor.

Luego le viertes los fideos, que hervirán durante diez minutos hasta que reduzca del todo. Entonces los metes al horno precalentado a 180 grados (ºC) para que se doren. Lo decoras con pimientos del piquillo a tiras antes de dejarlo reposar con un paño encima durante cuatro minutos. El alioli negro se hace mezclando el alioli normal con un paquetito de tinta de calamar.

2. Lacitos con espinacas, pollo a la crema y champiñones

Troceas una pechuga en cubitos, laminas los champiñones y salteas todo en una sartén con aceite de oliva y ajos hasta que el pollo esté dorado y los champis oscuros. Entonces agregas 250 mililitros (ml) de nata y bajas la temperatura a fuego medio hasta que reduzca. Si quieres más sabor, le puedes añadir 125 ml de caldo de pollo.

En ese momento justo es oportuno echar en el agua con sal ya hirviendo los lacitos, unos 250 gramos para dos personas. Cuando esté al dente y escurrida, se revuelve con la salsa de champiñones y pollo. Una vez emplatado, adornas con las hojas de espinacas baby en crudo. Un poco de queso rallado y pimienta recién molida y a comer.

3. Espaguetis con albóndigas y menta

Para hacer diez albóndigas necesitas 300 g de carne picada (de lo que quieras) sazonada con sal y unas gotitas de salsa Perrins. Las echas en una cacerola con un poquito de aceite, de modo que se doren por abajo, durante un máximo de cuatro minutos, momento en que ya podrás moverlas para que se hagan por todos lados.

Ahí le viertes la cebolla picada, los dientes de ajo laminados y la lata de 250 g de tomate triturado. Como esa salsa ha de estar diez minutos, los aprovechas para que los 500 g de espaguetis hiervan, de modo que los puedas sacar a la vez. Los mezclas bien en la olla de las albóndigas y decoras con unas hojas de menta para emplatar. Le va bien cualquier queso rallado, claro. 

4. Penne rigatti con tomates secos, mozzarela, albahaca y anchoas

Pones unos 250 g de penne rigatti a hervir, que tardarán menos de diez minutos (confirma en el paquete). Una vez al dente y escurrida, le echas las anchoas en trocitos, las bolitas de mozzarela, los tomates secos en aceite cortados en tiritas para que se distribuyan más por todo, viertes un chorro de su propio aceite y revuelves bien la pasta. Para emplatar, le esparces las hojas de albahaca.

5. Tornillos al forno con mucho queso gratinado

En una sartén troceas dos dientes de ajo, una cebolla y le sumas 500 gramos de tomate pelado para cocinar a fuego medio hasta que reduzca a la mitad. Mezclas bien con una cucharada de orégano y diez hojitas de albahaca. Apartas y cueces unos 500 gramos de tornillos hasta que estén al dente. Entonces los vuelcas en la fuente del horno y los cubres bien con la salsa.

Seguidamente viertes sobre la pasta unos 75 ml de nata y revuelves bien dentro de la fuente para que se quede todo rosado. Agrégale mucho queso (del que quieras o de varios siempre que se rallen y se fundan) y déjalo todo gratinando durante diez minutos aproximadamente en el horno precalentado al máximo.

6. Tallarines con salmón y mantequilla de alcaparra

Picas el lomo de salmón (mejor la cola y de 400 g) y lo cocinas a la plancha de modo que quede crujientita la piel y luego le puedas dar la vuelta. Unos tres minutos por cada lado y reservas. Mientras puedes ir hirviendo unos 250 g de tallarines y haciendo la mantequilla de alcaparras de esta manera: en un cazo a fuego medio, echas un chorrito de aceite de oliva, 100 g de mantequilla y un frasquito de alcaparras escurrido, un diente de ajo, pimienta y una guindilla si gustas. En esa salsita caliente, añades los tornillos escurridos y desmenuzas el salmón en trozos notables. Y a comer.

7. Lasaña al pesto

Rebeca Ruberte, de Pasta Fresca Zecchi, nos confiesa en primicia para eldiario.es su receta sagrada: "la bechamel se hace con 100 gramos de mantequilla, 100 gramos de harina y un litro de leche más o menos. A esta se le añade el pesto, ya sea comprado o casero, que se elabora batiendo en la minipimer albahaca, piñones, un ajo, aceite y pecorino romano.

Sobre cada capa de pasta de lasaña (que si es fresca, no hace falta hervirla), se unta una capa de la mezcla de bechamel y pesto añadiéndole daditos del queso escamorza ahumada. Y una vez tienes todas las capas montadas, pones encima una mezcla de mozzarella y grana padano al horno durante dos minutos".

8. Macarrones rayados con requesón y salchichas

Picas tres salchichas (de las de toda la vida) en taquitos chiquititos y los rehogas con 300 g de carne picada, una cebolla troceada y bote de tomate triturado. Hierves unos 400 g de macarrones rayados, que son los que más atraparán la salsita que se forma al revolverlos bien, en la fuente del horno, con la carne y las salchichas y con 250 g de requesón fresco. Y la metes al horno precalentado al máximo hasta que se quede crujientito por encima.

9. Canelones rellenos de pollo y foie (de lata)

Este plato es un 2x1 porque primero cueces un caldo de patata y un pollo entero y luego sacas el pollo, desmenuzas solamente la pechuga en un bol con una patata del propio caldo machacada y lo amalgamas bien con una lata de foie (de pato o de cerdo, como prefieras). Aparte, vas haciendo la bechamel (con la misma fórmula previa de la lasaña) y retiras.

Sobre un paño limpio, extiendes las placas de los canelones ya hervidas y las rellenas con esa mezcla, los cierras bien y los colocas pegaditos con la junta hacia abajo sobre la bandeja del horno enmantecada y los cubres todos generosamente con la bechamel. Espolvoreas queso rallado, quizá un emmental o especial para pasta, y a gozar. 

10. Pasta de espelta con verduras y especias

Pon el agua a hervir antes de empezar a elaborar el resto de la receta, para acabar de cocer unos 250 gramos de pasta de espelta justo a la vez, contando con que está al dente en dos minutos. Sofríes en una sartén tomatitos cherry, cebolla picada, un diente de ajo, brócoli, zanahoria troceada y champiñones. Salteas bien con especias como romero fresco, comino, sal, pimienta y orégano y, viertes un poquito del caldo de la pasta de espelta a los vegetales para que amalgame bien. Luego lo mezclas bien con la pasta y lo decoras, al final, con unas hojas de salvia.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines.

Diez recetas de pasta que le van a dar salsa a tu confinamiento

MÁS INFORMACIÓN

comer-sano

RELACCIONADO CON Diez recetas de pasta que le van a dar salsa a tu confinamiento

Historia amp