Diez alimentos que esconden más azúcar del que sospechas

Tu doctor online, selecciona los síntomas y nuestro sistema te dirá a que enfermedades se corresponden

Diez alimentos que esconden más azúcar del que sospechas

By

María Goreti, lectora de eldiario.es pero no socia, tal como matiza en su correo electrónico, nos hace una petición tras asegurar haber leído hace unos días el artículo Este es el lado oscuro de las cervezas 0,0 que puede llevarte a engordar: "me gustaría que me desvelaseis otros productos que estén en la misma situación que las 0,0, porque realmente me ha impactado descubrir que tienen esta cantidad de azúcar; al menos que habléis de los que puedan resultar más sorpresivos por insospechados y porque los creamos sanos".

Tiene razón Goreti, son incontables los productos de alimentación que contienen azúcar, ya sea de manera natural o añadida, pero en algunos casos la revelación resulta sorprendente. Pensamos de determinadas bebidas, comidas, salsas o conservas que son sanas y recomendables y nos encontramos con una tremenda sorpresa. Bien que asumimos que en algunos casos, como la bollería, las bebidas de chocolate para niños o los refrescos, el azúcar forma parte de su alma.

También sabemos que los zumos de fruta naturales, muchos productos light o desnatados y, en efecto, las cervezas 0,0 suelen tener más azúcar del que sospechábamos. Pero en otros jamás lo hubiéramos jurado. Los siguientes diez son paradigma de esta situación en que el azúcar añadido está perfectamente escondido en la reputación del producto: 

  1. Crema de vinagre de Módena: la crema de vinagre de Módena que se vende como producto de lujo y que también queda en las ensaladas por su toque caramelizado, es en realidad un añadido de jarabe de glucosa con vinagre de mala calidad, que puede escalar hasta los 150 gramos de azúcar por litro, tal como se puede leer en este artículo.
  2. Galletas saladas: las galletas saladas, además del azúcar lógicamente derivado de tener una base de harina, tienen azúcar añadido para potenciar su sabor, como si no bastara con el hecho de que sean muy saladas. En ocasiones, como esta marca, pueden escalar hasta más de ocho gramos por cada 100.
  3. Las salsas de cocina asiática: en ocasiones como esta marca, ni la salsa de soja se salva, aunque por lo general es baja en azúcar. Pero las salsas, hoisin, de tamarindo, agridulce, de ostras o tensuyu, para mojar la tempura, se hacen expresamente con azúcar para darles su sabor. Si a ello sumamos el añadido por las marcas comerciales, nos podemos poner en valores de azúcar por encima de los 20 gramos por cada 100.
  4. Leches vegetales: por ejemplo la de almendras puede alcanzar los 24 gramos por 100 mililitros, como esta, aunque otras marcas se quedan en los tres gramos, un margen aceptable. Y ,o mismo sucede con las leches de soja, donde, tal como revela esta comparativa, a muchas se les añaden azúcares de forma artificial.
  5. Bebidas isotónicas: las bebidas isotónicas, tal como su nombre indica, contienen una cantidad de sales similar a la de nuestro plasta, y por tanto son útiles para reponerlas cuando las hemos perdido por un gran esfuerzo y con sudor, o bien por excesiva diuresis. Es normal que lleven una proporción entre media y alta de azúcar, además, para mejorar su sabor salado así como para suplementar de energía tras el esfuerzo muscular. Pero si las tomamos por gusto o porque pensamos que nos hidratan mejor, que sepamos que sus niveles de azúcares pueden llegar a los 27 gramos por botella de 330 mililitros.
  6. Los arenques en conserva: los arenques en conserva que vende determinada multinacional de los muebles pueden deparar sorpresas dulcemente amargas, ya que el líquido de gobierno que las moja puede superar los 10 gramos por cada 100 mililitros. De hecho la marca lo explica en esta publicación.
  7. Algunos tipos de embutido: no suele ser mucha cantidad, pero algunas marcas de pechuga de pavo, de pollo, de jamón de york o de fuet pueden contener hasta cinco gramos por cada 100 gramos.
  8. Salsas de tomate: son otro clásico del azúcar oculto, como esta que contiene 39 gramos por cada 100 mililitros. Si entramos en el terreno de las salsas ketchup o rosa el azúcar añadido se mantiene.
  9. Latas de bebidas de té: el té verde en bebida está de moda en verano más allá del Nestea, que realmente es más una bebida dulce o refresco. Pero acontece que estos brebajes comerciales no están ni mucho menos exentos de glucosa, como se puede ver en esta marca y esta otra.
  10. Los chupitos de la sobremesa: alcohol aparte, los chupitos de Baileys, de licor de melocotón, Patxarana, de limonccelo, etc., tienen hasta 20 gramos de azúcar por cada 100 mililitros. Es decir que son un auténtico jarabe borracho. 


Tags:
bienestar |



MÁS INFORMACIÓN

Diagnóstico de sintomas online gratis