Dejar de fumar:el cigarrillo electrónico

Diagnóstico de sintomas online gratis Tu doctor online, selecciona los síntomas y nuestro sistema te dirá a que enfermedades se corresponden

 

La cuenta atrás para la entrada en vigor de la nueva ley antitabaco ya ha empezado… ¿No crees que es el momento idóneo para abandonar definitivamente el cigarrillo?

No voy a recordar lo nefasto que es el tabaco para la salud, para la piel…lo sabemos de sobra…pero, entonces ¿por qué cuesta tanto decidirse a dar el paso?

Quizás pueda resultar algo frívolo, lo sé, pero la verdad es que la principal razón es una cuestión de peso…Sí, sí…el temor a engordar acaba, muchas veces, con las mejores de las intenciones.

Pero, ¿cuál es la razón de ese aumento de peso?

Existen varias razones; una de ellas es que la nicotina que contiene el tabaco acelera nuestro metabolismo, lo hace más rápido, por lo que al dejar de fumar se produce un enlentecimiento del gasto calórico. Vaya, que se queman menos calorías a lo largo del día… ¿hace falta que te diga para dónde se van???!!!!

También hay que tener en cuenta que el tabaco es muy adictivo porque produce placer, es relajante… y ¡quita el hambre!

A esta dependencia física se le suma también una dependencia psicológica, tanto mental como gestual. Al no tener el cigarrillo entre los dedos, la ansiedad por no poder fumar nos empuja a buscar un sustituto… es en ese preciso momento en el que entra en juego el gran enemigo; ¡cambiamos tabaco por comida!

Y seamos honestos, no nos sirve cualquier alimento; buscamos placer y aplacar los nervios… nuestro cuerpo nos pide chocolate, dulces, gominolas… cuantas más grasas, azúcares y calorías… ¡más placer!

Resultado; más del 60% de los ex-fumadores engorda entre 5 y 8 kilos.

La cosa no pinta nada bien…pero ¿es que ya te planteas abandonar antes de empezar?

¡De eso nada!!!!

Hoy en día tienes a tu alcance ayudas de todo tipo, algunas novedosas.

La más conocida es para vencer el “síndrome de abstinencia”. Existen múltiples sustitutivos de la nicotina: parches, chicles, pastillas…

Más complicado es superar la dependencia mental, por el placer físico que produce fumar… hasta el momento… porque ¡con ARKO-CIG, ahora sí es posible!

ARKO-CIG es un dispositivo electrónico que se parece a un cigarrillo, se fuma como un cigarrillo y el humo sabe a cigarrillo… bueno, en realidad, no es humo sino vapor de agua; así, ni molesta ni contamina.

Pregunta en tu farmacia.

Dejar de fumar:el cigarrillo electrónico

Si crees que alguno de los contenidos (texto, imagenes o multimedia) en esta página infringe tus derechos relativos a propiedad intelectual, marcas registradas o cualquier otro de tus derechos, por favor ponte en contacto con nosotros en el mail bitelchux@yahoo.es y retiraremos este contenido inmediatamente