Diagnóstico de sintomas online gratis - Como bañar a un recien nacido en un lavabo o una bañera

Tu doctor online, selecciona los síntomas y nuestro sistema te dirá a que enfermedades se corresponden

Como bañar a un recien nacido en un lavabo o una bañera

03/03/2017

Como bañar a un recien nacido en un lavabo o una bañera.

Escoge una bañera o lavabo. Una vez que se le haya caído el muñón del cordón umbilical a tu recién nacido, Podrás bañarlo en una tina o lavabo. Asegúrate de escoger uno que sea seguro para tu bebé.



Puedes comprar una bañera de plástico con pedestal, Hecha específicamente para bañar a un recién nacido, En la mayoría de las tiendas de artículos para bebés o en línea. También puedes conseguir una bañera inflable que quepa dentro de una tina o lavabo.

Siempre y cuando cubras una tina o lavabo con una alfombrilla de goma para evitar deslizamientos, Esta también puede ser una opción viable.

Llena la bañera con solo entre 5 y 7,50 centímetros (2 y 3 pulgadas) de agua caliente. Sostén a tu recién nacido con una mano en todo momento.

Determina cómo sostener a tu recién nacido adentro de la bañera. Querrás asegurarte de que tu bebé esté a salvo y seguro adentro de la bañera. Determina cómo sostenerlo a fin de que esté cómodo y no se mueva demasiado.



Mantén a tu bebé bien sostenido, Pero no con tanta firmeza como para que se sienta incómodo.

Apoya la cabeza y tronco de tu bebé en tu brazo y usa la otra mano para lavarlo. Puedes hacerlo doblando tu brazo alrededor de la espalda del pequeño. Cuando llegue el momento de lavarle la espalda y glúteos, Voltea a tu bebé de manera tal que quede inclinado hacia adelante sobre tu brazo.

También puedes comprar un asiento para la tina en una tienda de artículos para bebés o en línea. Sin embargo, Aun en el caso de que uses uno, Tendrás que sostener a tu bebé con una mano en todo momento.

Lava al recién nacido. El baño de un recién nacido no debería llevar más de entre 10 y 15 minutos.



Antes de introducir a tu bebé en la bañera, Desvístelo sin quitarle el pañal. Lávale la cara y los ojos de la misma manera en la que lo harías durante un baño de esponja: una toalla mojada y sin jabón para la cara y bolas de algodón mojadas para los párpados.

Cuando hayas terminado, Quítale el pañal a tu bebé. Si hay heces en el pañal, Límpiale la parte trasera y los genitales antes de sumergirlo en el agua de la bañera. Cuando lo hagas, Sumerge sus pies primero.

Para bañar suavemente a tu bebé, Puedes usar tu mano, Una esponja o una toalla mojada. Puedes usar jabón para bebé, Si tu pequeño tiene la piel seca, Prueba con uno con humectante.

Puedes volcar agua suavemente sobre tu bebé durante el baño a fin de mantenerlo caliente.

Lavarle el cabello a tu bebé tal vez no sea necesario. Sin embargo, Si parece estar sucio o tu pequeño tiene una condición común conocida como costra láctea, Que produce parches escamosos sobre la cabeza, Es recomendable que le laves el cabello rápidamente. Masajea champú suavemente sobre la cabeza del bebé. Enjuágale el cabello con una toalla o con un chorro suave de agua. Siempre protege el rostro de tu bebé poniendo tu mano sobre su frente, A fin de evitar que le entre jabón en los ojos.

Cuando termines de bañar a tu bebé, Sácalo de la tina y envuélvelo con una toalla rápidamente. Sécalo dando pequeños golpecitos con tu mano sobre la toalla y vístelo con ropa limpia.




MÁS INFORMACIÓN

Diagnóstico de sintomas online gratis