Diagnóstico de sintomas online gratis - Caída del pelo. Consejos para evitarlo.

Tu doctor online, selecciona los síntomas y nuestro sistema te dirá a que enfermedades se corresponden

Caída del pelo. Consejos para evitarlo.

30/07/2018




Cuidados para evitar la caída del pelo.

Al igual que la piel del rostro, el cabello también envejece. ¿Los síntomas? Pérdida de densidad y brillo, fragilidad, tendencia a la caída…

Te damos las claves para recuperar la salud y belleza de un pelo joven.

A medida que se cumplen años, aumenta la insatisfacción de las mujeres son su melena, debido principalmente a la pérdida de densidad, aumento de la sequedad, mayor tendencia a la rotura, puntas abiertas y pérdida de color y brillo.

Por un lado, a partir de los 30 se producen menos fibras. Por otro, el diámetro del pelo disminuye tan pronto nos adentramos en los 40. Cuando convergen ambos problemas, el pelo aparece más débil, frágil y con mayor tendencia a caerse.

Afortunadamente, es un problema que se puede paliar con algunos gestos diarios.


Alimentación equilibrada.

Algunas vitaminas para el pelo A,B,C, biotina, cobre, hierro, zinc y ácido fólico y una dieta equilibrada que incluya carne, pescado, fruta, verdura, cereales, pasta, arroz, legumbres y frutos secos mantendrán tu cabello sano.


Higiene y productos adecuados.

Es conveniente lavarse el pelo cada dos días aunque no es perjudicial si lo haces a diario con productos específicos. Alterna un champú para tu tipo de cabello con otro suave, y utiliza siempre acondicionadores nutritivos después del lavado. Utiliza agua tibia y termina el último aclarado con agua fría, ya que el calor provoca la dilatación de las escamas que conforman la cutícula. No frotes el cabello con la toalla para secarlo, envuélvelo en ella cinco minutos para absorber la humedad.

Los secadores, rizadores, tenacillas y planchas hacen que las puntas se quiebren. Es fundamental utilizar aceites, serums o sprays para protegerlos del calor. Si usas secador, hazlo a baja temperatura y con difusor.

Una vez a la semana aplícate una mascarilla con el cabello envuelto en una toalla caliente para facilitar la penetración de los nutrientes. Termina con un masaje capilar, ya que favorece la circulación sanguínea del cuero cabelludo, su oxigenación y el aporte nutricional al bulbo capilar.

Con la edad, también hacen su aparición las canas, síntoma de envejecimiento. Si te vas a teñir, utiliza productos diseñados para cabellos teñidos. Es conveniente cortarse las puntas cada tres o cuatro meses para sanear el cabello.

Los cortes a capas te darán mayor volumen.


Tratamientos que funcionan.

La finasterida es un fármaco de uso oral y funciona inhibiendo la enzima (Reductasa tipo 2), causante de la caída del pelo. Y el minoxidil sigue siendo una buena opción en mesoterapia o loción capilar.

Un tratamiento muy novedoso para combatir la pérdida de pelo es la micro infiltración de plasma rico en factores de crecimiento, extraído de una muestra de tu propia sangre. Así se estimula y potencia la regeneración de los folículos pilosos.

Con una buena rutina de cuidados y los productos adecuados, tu cabello se mantendrá siempre joven.

Tener una dieta adecuada y una rutina de cuidados son las claves para prevenir el envejecimiento de tu melena.


A cada edad, un alimento.

A los 20 años.

El estrés, fumar o experimentar con el color y la textura son la causa de que la melena pierda lustre y empiece a dar muestras de encrespamiento. Los cereales, especialmente la cebada, son una excelente fuente de proteínas a una edad en la que es normal no tener unos hábitos de sueño y alimentación ideales.

A los 30 años.

Aparecen las primeras canas y es la edad en la que la mujer se suele quedar embarazada. Durante la gestación luces un pelo estupendo pero tres o cuatro meses después del parto, empieza a caerse. Después la situación se normaliza. Es el momento de la prevención, los aguacates, los probióticos y la vitamina B12 te ayudarán.

A los 40 años.

La estructura del cabello cambia volviéndose más irregular y difícil de manejar. La producción de sebo decae, lo que provoca la aparición de escamas en el cuero cabelludo. La acelga, la berza y las espinacas contienen vitaminas A y C y son acondicionadores naturales del pelo.

A partir de los 50 años.

Al alcanzar la menopausia, la mujer se replantea el estilo y color del pelo. Es el momento de tomar semillas de calabaza, ácidos grasos omega 3, hierro y zinc para fortalecer el cabello. También son convenientes los huevos, el pollo y el pescado.

 

NOTA: Quiero meter dos imágenes que no están publicadas (originales), pero no se como introducirlas. Me pide una dirección de origen… Que dirección tengo que poner? Os las envio por mail?

Espero vuestra respuesta, antes de que sea publicada esta reseña.

Gracias, un saludo José.

 




masembarazo.com



Diagnóstico de sintomas online gratis