Bimi o brócoli: ¿cuál es más sano y nutritivo?

02/03/2020

Macarena, lectora y socia de eldiario.es, nos plantea la siguiente cuestión en un correo electrónico: "Últimamente en la frutería de mi barrio venden bimi, una especie de brócoli alargado, del que me ha comentado el frutero que es mejor que el brócoli. Ya que en ConsumoClaro tenéis consultorio, y como el bimi es bastante más caro que el brócoli, antes de comprarlo quisiera que averiguarais si hay realmente diferencia entre ambas hortalizas y si dicha diferencia justifica ese precio tan elevado".

Matizando que en ConsumoClaro no tenemos exactamente un consultorio, sino un buzón de sugerencias, y que solo atendemos a las que nos parecen interesantes, entre otras esta, pasamos a responder a Macarena. Ciertamente el bimi se ha promocionado mucho en los últimos años como una hortaliza casi mágica, a la que algunas publicaciones han otorgado superpoderes, mientras que otras la han tildado de "hortaliza inteligente que se hace pasar por brócoli"…

Quizás parte de la razón de esta promoción haya que buscarla en el Brexit, ya que siendo Murcia una de las principales zonas de producción de bimi en Europa, su mayor mercado es el Reino Unido. De todos modos, diversificar es de sabios y gracias a las campañas hemos podido conocer a esta hortaliza, con un pasado curioso a sus espaldas y que, como dice Macarena, es bastante más cara que el brócoli, siendo ambas, como veremos, parientes próximas.

En concreto, por tomar una referencia, Mercadona vende el bimi en bandejas de 200 gramos a 1,99 euros, es decir a 9,95 euros el kilo. Mientras tanto, el brócoli lo vende a 2,89 el kilogramo, es decir, 3,5 veces más barato.

¿De dónde ha salido el bimi?

Mientras el brócoli lo conocemos de casi toda la vida –aunque su introducción en el mercado español data de mediados de la década de los 80 del siglo pasado–, del bimi hasta ahora no habíamos oído hablar. No debe extrañarnos, ya que este híbrido no nace hasta 1993 en campos de experimentación japoneses, en la prefectura de Kanagawa.

Este vegetal de tallo alargado como un espárrago verde pero coronado con una flor como la del brócoli fue desarrollado originalmente durante ocho años por la Sakata Seed Company de Yokohama como un híbrido del brócoli y el brócoli chino o kailen (Brassica oleracea grupo Itálica x grupo Alboglabra), en lugar de ser modificado genéticamente.

Sakata se asoció con una compañía americana en 1994 para comenzar a cultivar el producto comercialmente en México bajo el nombre "Asparation", dada la semejanza de su tallo delgado y comestible con los espárragos. Después de estar disponible por primera vez en los mercados estadounidenses en 1996, en 1998 Sakata pasó a comercializar el producto como "Brócolini".

Pero en otros territorios, como es el caso de la Unión Europea, el nombre del brócoli y cualquier otro que recuerde a él está protegido como variedad vegetal bajo el nombre "Inspiration F1", por lo que Sakata Vegetables Europe SAS patentó para Europa el nombre comercial "Bimi", que en japonés significa delicioso. Comercialmente se conoce como Tenderstem en el Reino Unido, debido a su tierno (tender) tallo (stem).

¿Justifican sus propiedades el precio?

La Universidad de Cartagena, en Murcia, es hasta el momento la principal valedora científica de las propiedades nutricionales del bimi. Un estudio de sus investigadores de la Escuela de Ingenieros Agrónomos y del Instituto de Biotecnología Vegetal puso en relieve los beneficios del bimi respecto al brócoli.

Entre ellos, el hecho de que esta nueva hortaliza tiene un 20% más de vitamina C que sus padres biológicos, es decir, el brócoli y el kailen. También que concentra un 60% más de principios bioactivos, como los glucosinatos o los isocianatos, entre ellos el famoso anticancerígeno sulforafano, las enzimas antioxidantes, el ácido fólico, etc. Es decir, al parecer actúa como un potente concentrador de propiedades nutritivas.

Respecto a su sabor, es en efecto algo más suave que el del brócoli. Además, su tierno tallo y su alargada forma permiten que esta hortaliza sea comida cruda con mayor facilidad que su padre biológico. Este dato es muy importante porque moléculas como el sulforafano, así como las vitaminas y enzimas antioxidantes y antiinflamatorias, se absorben mucho mejor en las brasicáceas –familia del brócoli y el bimi– cuando se evita el tratamiento con calor.

Dichos estos argumentos en favor del bimi, y teniendo en cuenta su precio, cada uno puede decidir si le merece la pena o no la adquisición de uno u otro producto, siempre sabiendo que todas las virtudes del bimi también las tiene el brócoli y otras muchas hortalizas y frutas, de modo que, como siempre, una dieta variada es la mejor y más saludable alternativa.

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

Bimi o brócoli: ¿cuál es más sano y nutritivo?

MÁS INFORMACIÓN

comer-sano

RELACCIONADO CON Bimi o brócoli: ¿cuál es más sano y nutritivo?

Historia amp