¿De qué lado hay que ponerse una mascarilla quirúrgica?

25/05/2020

José Miguel nos escribe el siguiente correo electrónico: "He visto varias cadenas de whatsapp en las que se decía que las mascarillas quirúrgicas eran 'reversibles', algo así como: 'lo verde es el filtro, ponlo hacia el lado que quieres proteger' de manera que se pondría el lado verde hacia fuera si estás infectado y hacia uno mismo si es para protegerte de la infección. Entiendo que es un bulo, pero soy médico residente y me ha sorprendido el debate que ha generado esta cadena entre mis compañeros médicos: nadie, ni siquiera los de cirugía, saben a ciencia cierta esto del lado del que se ponen. Resumiendo: ¿Hay diferencia entre usarlas de un lado y de otro? si es así ¿cual es la diferencia? ¿sobre qué lado se deben usar?".

En un momento en el que el desabastecimiento causado por la rotura de las líneas de distribución implica la necesidad de reutilización y uso de las mascarillas con filtro FFP2, así como la obligación del uso intensivo de mascarillas quirúrgicas, es normal que el desconcierto nos haga sensibles a ciertos rumores que corren por internet, como el que cita nuestro socio y que puede resumirse en la siguiente imagen:

A este respecto, tal como explicamos en el artículo Mascarillas contra el coronavirus: cuáles protegen, cuáles no y cómo usarlas, normalmente en quirófanos y en las curas postoperatorias, así como en casos de epidemias no tan acuciantes, se utilizan una sola vez y se tiran a la cesta de residuos, pues así lo indica el protocolo de seguridad. Ahora bien, ante este momento de carestía, el personal sanitario se ve forzado a utilizar y reciclar las mascarillas quirúrgicas en una situación sin precedentes.

Esto comporta dudas que a veces nos parecen un tanto absurdas pero que obedecen a la inseguridad que nos abruma a todos. Y lo mismo que puede aplicarse al personal sanitario, vale para todos nosotros, que usamos las mascarillas que podemos en la calle. ¿Hay diferencia entre usarlas de un lado y de otro, tal como se pregunta José Miguel?

Un bulo en toda regla

La respuesta la encontramos en la página del organismo Sensar (Sistema Español de Notificación en Seguridad en Anestesia y Reanimación), que se hace eco del rumor que nos expone José Miguel y nos expone el texto:

"Informacion de interés que están dando los epidemiologos del clínico San Carlos: Como sabéis las mascarillas quirúrgicas sirven para proteger al paciente, para que nosotros no contaminemos el campo. Por eso se colocan con la parte blanca hacia dentro porque en la azul está el filtro que permite que las partículas se queden en la mascarilla. Están proponiendo que se coloquen las mascarillas al revés, es decir con lo azul hacia adentro, para intentar protegerse y que el filtro impida que nos entren las partículas. Si vamos a estar en contacto con alguien sospechoso o confirmado, y no disponemos de las mascarillas de filtro homologadas, si nos colocamos 2 mascarillas quirúrgicas (la primera con azul hacia adentro y la segunda con lo azul hacia afuera) conseguimos un efecto similar al de las mascarillas con filtro".

Desde Sensar dejan claro que la información es un bulo, y para ello se remiten al Profesor Andrés Santiago, Presidente de la Unidad Funcional de Gestión de Riesgos Sanitarios en el Hospital Clinico San Carlos, que ha desmentido que dicha información provenga de dicho centro, por lo que no es en absoluto aconsejable seguir las instrucciones de la cadena de whatsapp. 

Por qué el filtro siempre tiene que ir hacia fuera

Tal como explica esta página de la Consejería de Salud de la Región de Murcia, las mascarillas quirúrgicas -a diferencia de las papel, que son de un solo uso y no se pueden reciclar porque al ser de celulosa no permiten ser lavadas-, deben usarse de tal modo que protejan adecuadamente a los pacientes. En este sentido, el doctor Lorenzo Armenteros, portavoz de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), explica que "en ningún caso las caras de las mascarillas deben invertirse.

"Las mascarillas quirúrgicas solo protegen de dentro hacia fuera. Esto se debe a su diseño de triple capa: la exterior, o coloreada, es una capa repelente de fluidos, aunque de escaso efecto; la central, de celulosa más compacta, es una barrera, un pequeño filtro contra las bacterias; por último, la capa interna o blanca es la que absorbe las sustancias", prosigue el doctor Armenteros, que añade que "la forma correcta de colocarlas es: la parte coloreada, verde o azul, hacia el exterior y la blanca hacia el interior".

"Colocar la capa repelente de fluidos dentro y la absorbente para fuera no tiene ningún sentido", sentencia el portavoz de la SEMG. Tampoco protege de agentes externos: "estas mascarillas no tienen filtros de micropartículas que impidan la circulación del virus de fuera hacia dentro, una protección que solo tienen las mascarillas filtrantes FFP2 o FFP3, por lo que carecen de ese efecto, por más que nos las coloquemos del revés".

"Es más", continua el médico: "ponerse una quirúrgica al revés puede ser contraproducente: la capa absorbente puede absorber incluso las gotitas con virus presentes en el ambiente. Además, las costuras no se ajustarían bien a la cara, y dejaríamos un hueco mayor".

Tampoco es eficaz ponerse dos mascarillas quirúrgicas

Preguntado sobre si sirve de algo ponerse dos mascarillas quirúrgicas, una sobre la otra, Armenteros responde que no: "por más que pongamos una sobre otra, nunca se van a convertir en una mascarilla filtrante, FFP2 o FFP3; sencillamente, tendremos puestas más mascarillas, pero el efecto barrera será siempre de dentro hacia fuera: evitarán que las gotitas con virus salgan pero siguen sin proteger del ambiente, porque carecen del filtro que evita la absorción de microorganismos de fuera hacia dentro".

Tampoco funciona ponerse una del derecho y la otra del revés, tal como se aconseja en el mensaje de whatsapp que nos refiere José Miguel: "no hay ningún análisis técnico ni conocimiento que justifique el hecho de que utilizar dos mascarillas quirúrgicas, o una mascarilla quirúrgica del revés (con la capa coloreada hacia dentro), proteja del ambiente; al carecer de filtro de protección de fuera hacia dentro, es imposible que cumplan esa labor".

No obstante finalmente el doctor Armenteros expone una excepción: "puesto que las mascarillas FFP2 o FFP3 no se deben utilizar más de cinco días, sí podemos (y así se está haciendo en muchos centros sanitarios), colocar una quirúrgica encima de una mascarilla filtrante FFP2 o FFP3. De este modo, alargamos un poco la vida útil de la parte externa de la mascarilla con filtro, y protegerá del ambiente durante más tiempo". Eso sí, la mascarilla quirúrgica hay que tirarla después de cada uso, ya que no son reutilizables. 

Si no te quieres perder ninguno de nuestros artículos, suscríbete a nuestros boletines

¿De qué lado hay que ponerse una mascarilla quirúrgica?

MÁS INFORMACIÓN

bienestar

RELACCIONADO CON ¿De qué lado hay que ponerse una mascarilla quirúrgica?

Historia amp